domingo, 8 de marzo de 2009

en periferia...

Resulta verdaderamente asombrosa la prontitud con que un chisme basta para distraer la atención de una conversación intelectual.
Anónimo

2 comentarios:

oztiaoli dijo...

JAJAJAJAJAJAJA!!! esto es cosa de Brujería. esto es lo que me está pasando a mí en estos precisos instantes, que fácil me distraigo!!!!

Don_Mingo dijo...

Jajaja, otro que tal; había pillado el ordenador para hacer un trabajo y aquí ando :)
Genial la tira, como siempre