lunes, 18 de febrero de 2008

en periferia...

10 comentarios:

Mr. TAS dijo...

los utilsilios nos gustan según su docilidad, según lo que se ajustan a lo que deseamos. la báscula lo tiene chungo porque nos incomoda con sus resultados, y si encima lo dice a viva voz... ni te cuén. ese inventor no creo que se forre con ese invento.

peter dijo...

Yo creo que no está tan gorda/o
(no tengo claro el sexo del personaje)

Franchu dijo...

"Yo creo que no está tan gorda/o"

nO ESTA GORDA LO QUE PASA ES QUE LE PESAN LOS C*J*NES, ejejeje ahora si tienes claro el sexo, no? jejeje

Fuera conyas, mu buena la tira, aunque espero que inventen nunca esta bascula, conmigo se quedaría bien a gustito...

jejeje

¡¡¡ABRAZAZOS!!!

Anónimo dijo...

si la inventan yo la mato!sólo faltaba eso, que nos lo anunciara...aunque bien mirado así podríamos desahogarnos con ella en vez d econ el de al lado

Otxio dijo...

Pues yo he perdido gracias a mi bascula o eso me dice..

Don_Mingo dijo...

Bueno, al menos te da conversación y hace compañía. Vaya lo uno por lo otro :P

J.Barroso dijo...

¡imagínate la vergüenza que pasaría más de uno en una farmacia!.

PD:(No me refería a la hora de comprar globitos de goma)

jhonny dijo...

yo no quiero un abáscula parlante, aunque ya vale con obsesionarnos con los kilos

Bernal dijo...

Joer, que máquina de peso más inteligente.
Casi prefiero la mía, que no me dice na más que el peso. jejeje

Anónimo dijo...

y es que al que más o al que menos, a todo el mundo le importa su imagen, aun cuando su aspecto diga todo lo contrario