viernes, 25 de mayo de 2007

en periferia...

El fuero para el gran ladrón, la cárcel para el que roba un pan
Pablo Neruda

1 comentario:

archista dijo...

Qué coño a Nueva York.
Hay que mandarlos, junto a radicales religiosos y a gitanos, a las maravillosas playas del atolón de Mururoa.
Mi pensamiento no tiene la lógica para vosotros, pero yo me entiendo.