martes, 17 de abril de 2007

en periferia...

Es una enorme desgracia no tener talento para hablar bien, ni la sabiduría necesaria para cerrar la boca.
LA BRUYÈRE, Jean de

8 comentarios:

dalton kfk dijo...

Está claro. :)
(Con tu recopilación de frases inmortales me recuerdas a los arranques de 'Mentes Criminales')
un saludo

juan dijo...

a veces ( muy pocas) los políticos no son ambiciosos...o eso quiero creer yo..

Anónimo dijo...

mola la secretaria...

Mr. TAS dijo...

a juan decirle que no peque de ignorante que es mejor pecar de otras cosetas...

todos los políticos que llegan arriba, a las ejecutivas de los partidos, lo hacen tras haber sido nombrados por sus jefes o compañeros; no hay otro sistema, ni primarias ni nada.
Eso abre el juego a los trepas, pelotas, zancadilleros, hijos de puta y demás escoria... todos los de las ejecutivas lo son, de otro modo no hubieran llegado arriba.

un saludo

Oztiaoli dijo...

Bueno, bueno!!
Sí que hay que ser ambicioso sí, esto es como lo de la Leti, no sé yo si sabía donde se metía cuando se casó con principe.¿¿¿Amor o estatus???
A veces las ambiciones nos pasan factura

the end dijo...

los políticos buenos no llegan lejos porque siempre hay algún político sin escúpulos por encima que les pisa.
No creo en los políticos, lo siento.

marmota dijo...

Bueno...
¡me encanta!

GUIZMO dijo...

¿Deberíamos empezar a considerar la ambición un talento? Lo digo desde mi falta de ambición en general. Consideraría un talento tener aunque fuese un poquito, jajaja
Muy buenas tus tiras tío.