lunes, 2 de abril de 2007

en periferia...

Si la juventud supiese; si la vejez pudiese.
ESTIENNE, Henri

3 comentarios:

Sherpa dijo...

Creo que hay una ausencia poco controlada. Qué pasa con la dulzura de la adolescencia y la "eternajuventud"? Y por lo que impones en el carnaval, faltaría otra especie en extinción...

the end dijo...

No estoy de acuerdo, pienso que no se trata de describir aquí todas las etapas de la vida sino exponer mediante una secuencia a la situación de inutilidad a la que se llega en la vejez...

Sherpa dijo...

No estoy de acuerdo. la vejez sólo presenta la imagen de quien quiere ser manejado al antojo de otros (aunque sea bajo la mirada conspiradora de la pensión o el abandono de los familiares). Y, sin embargo, el paradigma de la vejez está concebido como el momento de mayores posiblidades de placer, o sea, de ensalzamiento del egoismo y de la creación (que para eso promueven mogollón de actividades y paseos turísticos.